Congreso por una Nueva Ley de Educación Superior

Segunda Circular – Mayo de 2012 

 

La juventud ya no pide. Exige que se le reconozca el derecho a exteriorizar ese pensamiento propio

de los cuerpos universitarios por medio de sus representantes. Está cansada de soportar a los tiranos.

Si ha sido capaz de realizar una revolución en las conciencias, no puede desconocérsele

la capacidad de intervenir en el gobierno de su propia casa.

Manifiesto Liminar – Córdoba, 21 de junio de 1918

Los y las estudiantes somos la esencia y la razón de ser de la universidad. Sin estudiantes la universidad no podría siquiera ser pensada. Sin embargo, somos nosotros y nosotras siempre los últimos consultados y quienes menor participación tenemos en la toma de decisiones. El sistema de gobierno de nuestras universidades está basado en el derecho divino de los profesores. Son siempre los docentes y las autoridades de la facultad los que toman las decisiones sobre nuestras carreras y nuestra educación. Como si ser mayores o saber más de una disciplina los habilitara a ser expertos en todo y poder decidir sobre la realidad de otros.

Hace un tiempo que los estudiantes entendimos que las decisiones que no tomábamos las tomaban otros por nosotros. Y por eso es que hace años la juventud ha vuelto a discutir política, a discutir sobre lo que pasa en la Facultad, a pensar y re prensar sus planes de estudio. Los estudiantes le dijimos a los gobiernos y las autoridades que queremos estudiar en condiciones dignas, que no queremos planes de estudios mercatilizados y que no queremos que la CoNEAU decida por nosotros lo que tenemos que estudiar.

Este 11 y 12 de mayo en el Pabellón II de la Facultad de Ciencias Exactas vamos a estar realizando el Primer Congreso por una Nueva Ley de Educación Superior. Vamos a debatir acerca de los modelos de universidad, el rol de los docentes, la direccionalidad y la finalidad de la investigación, la relación de la universidad con el pueblo y la necesidad de modificar la vieja pero aún vigente Ley de Educación Superior Menemista.

 

Porque los estudiantes podemos debatir, pensar y decidir sobre nuestra Universidad, es que organizamos este Congreso. Y como entendemos que la lucha y la construcción no puede darse nunca de un solo lado, es que queremos dar ese debate en conjunto con los demás claustros: docentes, no docentes y graduados. Para poder así, construir una verdadera universidad de y para todos y todas.

 

 

Panel de Apertura – Viernes, 19hs. – Aula 13, PB, Pabellón II de Ciudad Universitaria

– La LES, su contexto y el modelo de Universidad que propone

 

Sábado, 10hs – Aula 11, PB, Pabellón II de Ciudad Universitaria

– Métodos y objetivos de la investigación en la Universidad

 

Sábado, 14hs – Aula 11, PB, Pabellón II de Ciudad Universitaria

– El rol docente y la construcción de pensamiento crítico

 

Sábado, 16hs – Aula 11, PB, Pabellón II de Ciudad Universitaria

– ¿Extensión o Comunicación? Relación entre la Universidad y la sociedad

 

Panel de Cierre – Sábado, 19hs – Aula 11, PB, Pabellón II de Ciudad Universitaria

– Por una nueva LES

 

 

Para debatir estas cuestiones estamos invitando a los siguientes panelistas:
Virginia Gonzalez Gass, Claudia Baigorria, Susana Neuhaus, Jorgenlina Matusevicius, Lucas Rubinich, Guillermo Durán, Alberto Kornblihtt, Leonor Acuña, Eduardo Diaz de Guijarro, Jorge Cardelli,  Itai Hagman, representantes de la Secretaría de Extensión de la Universidad de la República (Uruguay), Tamara Perelmuter, Martin Ogando, Igal Kejsefman, entre otros.

 

Porque la juventud ya no pide, exige que se la escuche, que se la reconozca como actor importante y relevante de cambio. Tomemos en nuestras manos los reclamos históricos del movimiento estudiantil y construyamos sin prisa pero sin pausa, la nueva universidad.

Desatemos los nudos que nos atan al pasado, seamos protagonistas de nuestra historia.

 

Para inscribirse al Congreso o plantear preguntas, escribe a  congresonuevales@gmail.com

 

Que la universidad se pinte de pueblo: por una universidad masiva y popular

DECLARACIÓN DE LA IZQUIERDA INDEPENDIENTE ANTE EL PRÓXIMO CONGRESO DE LA FUBA

“Que la universidad se pinte de mulato, que se pinte de obrero y de campesino, que se pinte de pueblo, porque la Universidad no es el patrimonio de nadie y pertenece al pueblo” Che Guevara

Los días 3, 4 y 5 de mayo se llevará a cabo el Congreso de renovación de autoridades de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) que contará, como los últimos dos años, con paneles y comisiones para dar los debates que interesan al movimiento estudiantil.

Un Solo Grito (TER), Socialismo Libertario, CAUCE-UBA, PLAN B y La Mella-Rebelión (fuerzas que componemos en la universidad un espacio de izquierda independiente) aprovecharemos esta instancia para fortalecer la herramienta gremial de todos/as los/as estudiantes de la UBA participando activamente de las instancias del Congreso, debatiendo y buscando construir consensos en torno a los temas en debate: la situación universitaria, la situación nacional, la situación política latinoamericana e internacional y la problemática de las mujeres y los géneros.

Tenemos por delante la lucha por el Boleto Educativo Nacional, una medida que no sólo habla de una demanda histórica del movimiento estudiantil, sino también de la defensa de la educación pública en su conjunto. Entendemos que hoy una tarea central para la Federación es fortalecer la “Multisectorial por el Boleto Educativo” junto con otras organizaciones y gremios estudiantiles, así como gremios docentes y trabajadores del transporte para poder dar juntos, fuera de toda visión corporativista, la pelea en las facultades y en las calles. Así se construye la universidad popular: defendiendo el acceso y la permanencia, contra todos los filtros, peleando en el terreno material pero también en el académico. En este sentido, es central que la Federación luche contra el filtro que significa el CBC (obligando a los estudiantes a aprobar un bloque de 6 materias antes de entrar a la facultad), que tiene como consecuencia que prácticamente el 50% de los ingresantes abandone la Universidad, dejando fuera a miles la posibilidad de estudiar.

Es fundamental también que en la federación se abra un debate sobre la perspectiva de géneros y la lucha de las mujeres. Como estudiantes también queremos dar una disputa por la soberanía sobre nuestros cuerpos, luchando por la legalización del aborto, por eliminar la discriminación y violencia hacia las mujeres, porque las/os estudiantes podamos elegir nuestra identidad y no ser discriminado/as, porque queremos carreras donde la perspectiva de géneros sea parte transversal de la currícula. Asimismo, encarar este debate hace que podamos empezar a vislumbrar los modos específicos en que en nuestra propia Universidad se (re)produce de forma activa la desigualdad de géneros. Por eso buscamos construir una federación que luche por el aborto, denuncie las desapariciones de mujeres por las redes de trata, los femicidios y se organice para viajar a los encuentros de mujeres, levantando las banderas de la soberanía sobre nuestros cuerpos.

Desde nuestra perspectiva, la Federación debe discutir sobre la actual coyuntura, cuyos últimos acontecimientos han atravesado a las diferentes organizaciones del campo popular. Nos referimos principalmente a la reciente expropiación por parte del Estado Argentino, del 51% de las acciones de YPF. Entendemos que esta medida es progresiva porque devuelve al Estado una porción de su patrimonio subastado durante los años del neoliberalismo. Ahora bien, tampoco hay que perder de vista que la “burguesía nacional” que el Gobierno intenta crear, con su modelo de “capitalismo de amigos”, no es solución frente al capital extranjero.Sabiendo que la recuperación de nuestra soberanía nunca puede depender de los mismos que en los ’90 fueron cómplices del vaciamiento y la privatización, sólo la lucha de las organizaciones populares permitirá avanzar en la recuperación del control de nuestros recursos.

Por ello vemos la necesidad de empezar a  proyectar desde el campo popular nuevos pasos en la recuperación y la defensa de nuestros bienes estratégicos. En este sentido es que no nos conformamos solo con está medida sino que vamos por una YPF 100% pública con control popular y de los/as trabajadoras/es, a la vez que queremos poner en discusión la necesidad de avanzar en la construcción de una política energética integral que reafirme la soberanía popular

En esta línea, consideramos también de fundamental importancia debatir el modelo extractivo-exportador vigente en nuestro país y que la Federación se pronuncie a favor de las diferentes luchas contra el saqueo y la contaminación que se extienden por todo el país. Este debate es central dado que la UBA mantiene diversos convenios con Monsanto, Ledesma, Syngenta, Sociedad Rural y recibe fondos de la minera La Alumbrera a través del CIN. La universidad no puede ser cómplice del saqueo y la muerte. Debemos pelear para que la UBA rechace los fondos de la minería contaminante así como de cualquier otra injerencia privada que atente contra su autonomía, porque la mercantilización del conocimiento es una nueva forma de avance de las empresas sobre lo público. Es decir que el debate y la toma de posición sobre los temas de coyuntura general que se han venido poniendo en cuestión con fuerza en los últimos tiempos, como lo es la megaminería, nos interpela especialmente como estudiantes universitarios al poner sobre el tapete el modelo de Universidad que se está buscando construir y sus vínculos con los sectores más concentrados de capital. La soberanía educativa se construye con el conocimiento crítico.

Así mismo, como organizaciones del campo popular saludamos la lucha de los pueblos de América latina y rechazamos activamente la injerencia imperialista en la vida económica y también política de nuestro país y de toda América Latina. Dicha injerencia está viva en expresiones tales como la militarización del Atlántico Sur, la creciente presencia de tropas imperialistas por medio de bases militares de la OTAN en el continente, los intentos de golpe y desestabilización a gobiernos latinoamericanos, así como en el brutal bloqueo al pueblo cubano, que ya lleva 50 años.

Otro punto importante que ha marcado la agenda pública de este 2012 ha sido la aprobación de la Ley Antiterrorista y el Proyecto X, como dos iniciativas gubernamentales que apuntan a criminalizar a quienes nos organizamos para cambiar la realidad. Se hace necesario pensar este avance en la política represiva y decirle no con fuerza al procesamiento de estudiantes y al reciente espionaje en Ingeniería, donde se ha investigado a estudiantes activistas.Como agrupaciones de la izquierda independiente entendemos que estos debates deben darse priorizando, siempre, la unidad por sobre el sectarismo porque es sólo la unidad la que nos permitirá construir un Federación que luche y gane, que sea una herramienta gremial de intervención representativa de los/as estudiantes. El Congreso debe aportar instancias de debate, encuentro y organización a fin de fortalecer un movimiento estudiantil crítico, que pueda luchar por el acceso y permanencia a la Universidad, por la orientación del conocimiento que en ella se produce, para, así, aportar a la transformación social con un compromiso profundo con los sectores populares, de los que formamos parte, interviniendo en la realidad y aportando a la transformación social.

 

Congreso de la Federación Universitaria de Buenos Aires

Lo que hicimos y las tareas pendientes al frente de la FUBA

 El Próximo 3, 4 y 5 de mayo se llevará a cabo un nuevo congreso de la Federación Universitaria de Buenos Aires, en el cual se discutirán y resolverán sus tareas para el año, y también se renovarán sus autoridades.

Hace dos años asumimos, por primera vez, al frente de la Federación. Lo hicimos con la convicción de que era necesario reconstruir y organizar al movimiento estudiantil para luchar por una universidad pública, masiva y popular.

Sabíamos, y seguimos concientes hoy, que esa universidad es un proyecto que solo es posible construir en unidad con todas las organizaciones que quieran pelear contra lo más retrógrado de nuestra Universidad: la Franja Morada (UCR, camuflada bajo el nombre “Nuevo Espacio”) que, junto con el Gobierno Nacional, controlan el Rectorado y se alían en cada oportunidad que encuentran para seguir profundizando un modelo mercantilizado, exclusivo y elitista, contra el movimiento estudiantil que pelea por una universidad inclusiva.

Desde la presidencia de la Federación hemos participado de las distintas luchas que llevó adelante el movimiento estudiantil: Durante el 2010, en el estudiantazo, dimos la pelea junto a secundarios y terciarios siendo parte del movimiento en defensa de la educación pública más grande de los últimos años; en la lucha contra la CONEAU y la privatización de la universidad y el conocimiento; la pelea contra la correlatividad en bloque del CBC, que implica un filtro que deja afuera a miles de estudiantes. Actualmente, nos encontramos impulsando junto a otras 5 Federaciones universitarias del país, y con secundarios, terciarios y docentes la Campaña por el Boleto Educativo Nacional.

También, desde la Secretaría de Cultura hemos realizado las Jornadas Contraculturales en Plaza Houssay, y desde la Secretaria de Derechos Humanos organizamos visitas a los ex centros clandestinos de detención (ESMA y Olimpo), luchamos contra los atropellos del Servicio Penitenciario en el Centro Universitario Devoto (CUD), y organizamos, recientemente, un homenaje a Carlos Fuentealba colocando una placa en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales .

Siempre consideramos que parte de la reconstrucción del movimiento estudiantil tenía que ver con que éste vuelva a ser un actor activo, movilizado e influyente en los debates que da la sociedad argentina. Con ese horizonte organizamos, también, clases públicas en el microcentro porteño sobre el Bicentenario llevando la Universidad a la calle, al mismo tiempo que llevamos a organizaciones populares y productores autogestivos a la Universidad. Hemos apoyado a los docentes de la Capital frente a la modificación antidemocrática del estatuto docente, nos manifestamos contra el cierre de cursos en las escuelas porteñas y contra el cierre del Borda. También en estas luchas nos hemos encontrado con el movimiento campesino en su lucha por la soberanía alimentaria y hemos acompañado la lucha de los pueblos de la cordillera que pelan contra el saqueo y la contaminación. Estos, son sólo algunos casos emblemáticos en los que fortalecimos la relación entre las organizaciones del campo popular y la Federación Universitaria de Buenos Aires.

En estos dos años, desde la presidencia hemos relacionado la Federación con las luchas más importantes de la juventud de América Latina. Así hemos viajado a Chile en apoyo al estudiantazo de 2011, hemos participado en el Encuentro Plurinacional de la Juventud impulsado por el MAS de Bolivia, también participamos del Congreso Latinoamericano de Estudiantes de la OCLAE (Organización Caribeña y Latinoamericana de Estudiantes) y apoyamos a la Federación de Estudiantes Universitarios de Colombia frente al intento de reforma privatista de Santos. Hemos promovido una declaración contra el bloqueo a Cuba en su 50 aniversario firmada por cientos de intelectuales, docentes, y personalidades de los Derechos Humanos y la cultura. También articulamos con los estudiantes latinoamericanos “exiliados por la educación” que viven en nuestro país.

Como Presidencia de la Federación hemos creado la Distinción Deodoro Roca -líder de la reforma universitaria de 1918 y redactor del Manifiesto Liminar- a través de la cual distinguimos a Álvaro García Linera (Vice Presidente de Bolivia), Eduardo Galeano, Silvio Rodríguez y Nora Cortiñas (madre de plaza de mayo – línea fundadora), reconociéndolos como un ejemplo para esta juventud que pretende transformar la realidad en la que vivimos.

Los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan

Como decíamos al comienzo, todas estas actividades, declaraciones, revistas y distinciones pretenden configurar una nueva política de la Federación. Sin embargo -debemos reconocerlo- aún queda mucho por hacer en este sentido.

Uno de nuestros principales desafíos fue y seguirá siendo que la FUBA sea algo más que un sello, que sea un verdadero polo de referencia para los estudiantes de la UBA, y para las organizaciones populares. Estamos convencidos que la FUBA debe y puede ser el elemento dinámico de organización y lucha del movimiento estudiantil y tener una política que promueva la participación de los estudiantes y la masificación del movimiento. Desde que asumimos por primera vez la conducción de la Federación nos hemos puesto este objetivo, y es por eso que hemos sostenido y jerarquizado la tarea de llevar a cabo un Congreso Abierto con dos días de debates (uno de paneles temáticos y otro de comisiones en distintas Facultades) donde puedan participar todos los estudiantes, discutir sus ideas y llevar sus propuestas para votar en el plenario final.

Sin lugar a dudas, entre los puntos a discutir se encuentran los principales temas de la agenda política nacional. Es necesario que la federación estudiantil más grande del país debata y se posicione respecto de la  estatización de YPF, el transporte y todos los recursos estratégicos del país. Que discuta, pero sobre todo sea capaz de aprender, de los procesos de cambio en América Latina. Que elabore una crítica y planes de lucha contra el modelo extractivo exportador predominante en nuestro país.

Pero no podemos señalar esto sin apuntar dos reparos fundamentales. En primer lugar, la elaboración de estos posicionamientos debe dejar de revestir el altísimo grado de faccionalismo y sectarismo que muchas veces nos aleja de la realidad actual que viven la juventud argentina y los estudiantes en particular.

En segundo lugar nos parece vital señalar que estos debates y posicionamientos no deben ir en detrimento de una Federación que pueda ser ese actor político dinámico que pretendemos que sea, organizando las luchas reivindicativas fundamentales del movimiento estudiantil, fomentando la confluencia y la unidad entre los distintos sectores que día a día nos encontramos en la lucha, enfrentando a las autoridades de la UBA y de cada Facultad.

Tenemos por delante la enorme tarea de luchar y conquistar el Boleto Educativo Nacional para estudiantes y trabajadores de todos los niveles de la educación pública. Esta reivindicación histórica vuelve a ser imprescindible para garantizar el acceso y permanencia en la Universidad y está siendo puesta en la agenda por 6 federaciones de distintas partes del país, numerosos centros de estudiantes combativos y el conjunto del activismo que da vida al movimiento estudiantil. Es una oportunidad que no podemos desaprovechar.

La Federación que queremos, debe ser capaz de estar a la altura de esta tarea, como lo estuvo en enero, luchando incansablemente junto a los trabajadores del Subte para frenar el tarifazo de Macri. La Federación que queremos debe estar a la altura del debate sobre el modelo primario-extractivo-exportador vigente en nuestro país y su relación con la Universidad a través de los fondos que aporta la mina Bajo La Alumbrera: tenemos que pelear para que la UBA rechace esos fondos como ya lo han hecho otras universidades del país.

Esperamos contar con el acompañamiento de toda la fuerza de los compañeros y compañeras en esta lucha. En eso estamos y en eso creemos. Porque el futuro es nuestro por prepotencia de trabajo.

Congreso de la FUBA – EN DERECHO

Llegamos a este nuevo congreso de la Federación Universitaria, donde previo a la renovación de sus  autoridades, en todas las facultades de la UBA, vamos a estar discutiendo sobre los problemas más  importantes de nuestra educación y del país, y de nuestro continente.

Hace un año, llegamos a la conducción de la Federación buscando hacer nuestro aporte para que ésta  llegue a todos, ya que únicamente en la medida en que todos los estudiantes nos apropiemos de  nuestra herramienta gremial, va a tener la fuerza  necesaria para seguir defendiendo la educación  pública y gratuita, y acompañando los reclamos de los excluidos de nuestra sociedad.
El panel que va a desarrollarse en nuestra facultad tiene el objetivo de discutir la actualidad de los  Derechos Humanos en nuestro país.
Creemos que en esta casa de estudios se nos presenta al Derecho en un plano distinto al de la  realidad social. Se hace énfasis en la letra de la ley, sin detenernos a analizar su relación con la sociedad en la que se aplica.
Organizamos éste panel, junto al resto de las agrupaciones que forman parte de la conducción de la   Federación, porque creemos que es una oportunidad para romper con esa  lógica, trayendo a Figueroa Alcorta un debate que estamos convencidos que debe comenzar a formar parte de la cotidianeidad de la vida de esta facultad.

LA FEDERACIÓN UNIVERSITARIA DE BUENOS AIRES ES UNA HERRAMIENTA QUE NOS PERTENECE  A TODOS, COMO ESTUDIANTES DE ESTA FACULTAD Y DE ESTA UNIVERSIDAD. ¡ACERCATE Y PARTICIPÁ!


Nace una nueva FUBA

El sábado 27 de marzo se realizó el congreso de renovación de autoridades de la Federación Universitaria de Buenos Aires. La totalidad de la Junta Representativa (los 13 centros de estudiantes) lo había convocado en la Facultad de Psicología, sin embargo la Franja Morada – Nuevo Espacio decidió autoconvocarse en la Facultad de Derecho con la intención de realizar un congreso paralelo, desconociendo el mandato de los estudiantes a través de los centros.

Ante la imposibilidad de ganar el congreso legítimamente, la Franja Morada – Nuevo Espacio en alianza con el MNR – Nuevo Derecho (Partido Socialista) y otros, llevaron adelante esta maniobra desesperada. Afortunadamente la mayoría de los Centros de Estudiantes y delegados para el congreso, nos hicimos presentes en el lugar acordado desarticulando así el intento de quebrar la Federación.

La votación del congreso dio por resultado el triunfo de la lista “por otro 1918” que integra nuestro espacio. Como veníamos anunciando en nuestras declaraciones previas, considerábamos imprescindible evitar a toda costa un retorno de la Franja Morada a la conducción de la Federación. Asimismo, planteábamos la necesidad de impulsar una profunda transformación de la misma.

Desde la presidencia de la FUBA tenemos un gran desafío por delante, llevar a la práctica todo lo que venimos proponiendo: democratizar el funcionamiento de la Federación creando más instancias de participación de los estudiantes, generar una política cultural que nos permita fortalecer nuestra identidad como movimiento estudiantil, hacer de nuestra herramienta gremial un instrumento de disputa con el saber dominante que potencie el pensamiento crítico, convertir a la FUBA en un actor protagónico de las luchas en la ciudad, buscando construir lazos sólidos con todas las experiencias de organización y lucha de los sectores populares.

Somos concientes que sólo podremos llevar adelante estas transformaciones si todos los estudiantes nos organizamos y participamos activa y colectivamente de este proceso de cambio. Te invitamos a construirlo juntos desde los cursos, desde los centros y ahora también desde la Federación.

¿Qué es la FUBA?

La FUBA (Federación Universitaria de Buenos Aires) es un organismo gremial de coordinación e intervención política que nuclea a los Centros de Estudiantes de las 13 facultades de la UBA.

Es la máxima instancia de organización del movimiento estudiantil de la Universidad de Buenos Aires que nos sirve como herramienta para unificar los reclamos particulares de cada facultad, de cada Centro de Estudiantes, y que nos permite intervenir en las luchas globales de la universidad llevando adelante nuestras reivindicaciones y demandas.

¿Cómo funciona?

La FUBA tiene distintas instancias de funcionamiento y participación. La presidencia, así como todas sus secretarías es elegida todos los años en los congresos de renovación de autoridades. Por otro lado la Federación tiene una Junta Representativa en donde se reunen los presidentes de los 13 centros de estudiantes. Por último, la FUBA realiza Congresos Extraordinarios para debatir cuestiones relacionadas con la situación del movimiento estudiantil, de la Universidad de Buenos Aires y también de la situación política nacional y de la ciudad.

Un poquito de historia

En el año 2002, después de casi 20 años de hegemonía de la Franja Morada (pata estudiantil de la UCR) en la FUBA, la izquierda logró recuperar su conducción. A la luz de más de cien años de historia de la Federación, creemos que esto aportó muchísimo al movimiento estudiantil, y que ese proceso, al calor de los hechos del 2001, fue un nuevo punto de partida para reconstruir nuestra herramienta gremial. Pero también creemos que en los últimos años, aún con una conducción de izquierda, en una mezcla de imposibilidad y falta de voluntad política, la FUBA no ha logrado abrirse al conjunto del movimiento estudiantil, generar instancias de participación de base, ni impulsar debates masivos y en profundidad en toda la UBA, transformando a la Federación en un apéndice partidario de la presidencia.

Corriente Julio Antonio Mella: Colectivo de Izquierda (Filosofía y Letras) / ContraHegemonía (Sociales) / EpideMIA (Cs. Medicas) / In Dubio Pro Reo (Derecho) / La Grieta (FADU) / La Mella (Exactas) / Palabras Necias (Psicología) / S.O.S (Económicas) / La Mella (CBC)

Corriente Rebelión: El Andamio (Sociales) / El Estallido (Psicología) / Los Necios (Filosofía y Letras)

La Mala Educación (Sociales)

Un Solo Grito en la Tendencia Estudiantil Revolucionaria (Filosofía y Letras / Sociales)

Corriente Universitaria Plan B (Filosofía y Letras / Cs. Medicas/ Sociales)

Socialismo Libertario (Filosofía y Letras / Sociales)