21 preguntas para pensar la institucionalidad popular – E. Raúl Zaffaroni

Desde que abandonó la Corte Suprema Raúl Zaffaroni se propuso interpelar al conjunto del campo popular formulando preguntas sobre las transformaciones institucionales que deberemos encarar para consolidar la democracia y avanzar hacia mayores niveles de justicia social. Te presentamos la sistematización que ha realizado recientemente de todos esos interrogantes.

zaffaroni2-01 (1)

1) ¿Es correcto que el Poder Ejecutivo de turno sea quien distribuya discrecionalmente los impuestos que paga todo el pueblo?

2) ¿Queremos seguir tributando en base al consumo para que un cesanteado o un trabajador pague el mismo impuesto que un gerente transnacional al comprar un paquete de fideos? ¿No sería conveniente que la renta financiera, el juego, y la explotación minera pagaran más impuestos que los consumidores?

3) ¿Es justo que debamos pagar con nuestros impuestos, a lo largo de diez, veinte, treinta o más años, la deuda que decide contraer por sí y ante sí un ejecutivo que se va en cuatro años?

4) ¿Nos gustan los monopolios mediáticos que no se permiten en ningún país desarrollado? ¿Su prohibición, debería tener jerarquía constitucional?

5) Los derechos, ¿deben ser meramente declarados o necesitamos que sean realizados? ¿Debemos contar con instituciones (administración, justicia, etc.) que garanticen su realización?

6) ¿Necesitamos normas y tribunales de protección ambiental, para contribuir a detener la destrucción del planeta sobre la que advierte la Encíclica “Laudatio Si”? ¿Necesitamos normas constitucionales de protección a nuestra biodiversidad, al subsuelo y a los recursos naturales?

7) ¿Están adecuadamente contempladas en nuestra Constitución y en nuestras leyes el reconocimiento y la protección de los derechos de los pueblos originarios?

8) ¿Necesitamos instituciones de jerarquía constitucional que garanticen los derechos al trabajo registrado, a la tierra y a la vivienda?

9) ¿Son necesarios recursos rápidos que resuelvan las violaciones al derecho a la salud y a la educación en forma oportuna y eficaz? ¿Será conveniente reconocer y proteger a las Universidades y a los hospitales públicos?

10) Las economías regionales, la economía social, las pequeñas y medianas empresas, los pequeños productores, la agricultura familiar y los microemprendimientos, ¿deben tener un reconocimiento y una protección especial en la Constitución para evitar que se fundan ante eventuales planes de ajuste que siempre favorecen a las grandes corporaciones?

11) ¿Debería regularse de mejor manera la protección, propiedad y explotación de nuestros recursos naturales?

12) ¿Qué mecanismos institucionales debemos desarrollar para garantizar la soberanía alimentaria -entendida como la democratización en el acceso a la producción y el consumo de los alimentos- y la efectiva protección de los derechos de usuarios y consumidores?

13) ¿Necesitamos constitucionalizar las instituciones que garantizan una jubilación digna, y por lo tanto, prohibir todo intento de desbaratar el sistema solidario y análogos? ¿No sería conveniente establecer constitucionalmente una prohibición de rebaja de los índices de movilidad, para evitar que el gobernante de turno pueda rebajar las jubilaciones como tantas veces se hizo?

 

 

Fuente: www.repensandoargentina.org
Imagen: Archivo La Mella en Derecho

Mirá la entrevista de Raúl Zaffaroni con Itai Hagman 

 

 

 

 

La Defensoría General de la Nación convoca a evaluación para el ingreso al agrupamiento “Técnico Administrativo”, para desempeñarse en las dependencias del MPD con sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

PERÍODO DE INSCRIPCIÓN: el comprendido entre los días 6 y 10 de junio de 2016, ambos inclusive.

SEDE Y FORMA DE INSCRIPCIÓN: De conformidad con lo establecido en el Art. 14 del Reglamento de ingreso al MPD, las inscripciones deberán ser realizadas exclusivamente por vía electrónica, debiendo el/la aspirante completar la solicitud obrante en el Portal Web de la Institución (www.mpd.gov.ar). No se requerirá el deber de incorporar documentación escaneada en formato .pdf o .jpg. Una vez cumplimentada la inscripción, el/la postulante recibirá en la casilla de correo electrónico denunciada una respuesta confirmando su recepción. Si el/la postulante se encontrara comprendido/a dentro de las pautas establecidas en el Art. 29 del “Régimen Jurídico para los Magistrados, Funcionarios y Empleados del Ministerio Público de la Defensa de la Nación” —aprobado por Res. DGN Nro. 1628/10, en adelante RJMPD— (persona con discapacidad que se postule para ingresar al MPD), deberá consignar dicha circunstancia en el casillero correspondiente  dentro del formulario antes aludido, a fin de allanar cualquier dificultad que pudiera presentársele en el momento de rendir el examen. Esta información tendrá carácter reservado. En todos los casos, será obligación del/de la postulante verificar que las condiciones de seguridad de su casilla no impidan la recepción de los correos electrónicos institucionales.

INCOMPATIBILIDADES: Rigen las previstas en el Art. 7 del Reglamento de ingreso al MPD.

REQUISITOS PERSONALES: se requiere cumplir con los requisitos establecidos en los Arts. 34 y 39  del  RJMPD. No se aceptarán inscripciones de postulantes con “constancia de título en trámite” —secundario— o situación análoga, pues el ingreso al agrupamiento en cuestión exige el título correspondiente.  Asimismo, en el caso de los estudiantes o graduados de la carrera de Abogacía, deberán contar con constancia de alumno regular o bien, con copia del título de Abogado/a (Conf. Art. 30 Res. DGN Nro. 1124/15).

INTEGRACIÓN DEL COMITÉ PERMANENTE DE EVALUACION (ARTS. 10 Y 12 DEL REGLAMENTO DE INGRESO AL MPD:

El Comité Permanente de Evaluación para el Agrupamiento TA 59 MPD estará integrado por: Miembros Titulares: Presidente: Sr. Secretario Letrado de la DGN, Dr. Santiago Martínez. Vocales: Sres. Secretarios de Primera Instancia de la DGN, Dres. María Isabel Ricciardi y Gustavo M. Nebozenko. Miembros Suplentes: Presidente: Sr. Secretario Letrado de la DGN, Dr. Sebastián Van Den Dooren. Vocales: Sres. Secretarios de Primera Instancia de la DGN, Dres. Javier C. Azzali y Paula S. Barberi.

LUGAR Y FECHA DE LOS EXÁMENES: La evaluación se realizará en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, conforme al esquema que será publicado en el Portal Web del MPD (www.mpd.gov.ar) teniendo en cuenta la cantidad de inscriptos (conf. Arts. 3° y 15° del “Reglamento de ingreso al MPD”), en el período comprendido entre los días 4 y 7 de julio del corriente año.

TEMARIO: 1. Constitución Nacional. 2. Ley orgánica del Ministerio Público (Ley Nro. 27.149). 3. Régimen Jurídico para los Magistrados, Funcionarios y Empleados del Ministerio Público de la Defensa de la Nación. Modalidad de la Evaluación del Agrupamiento TA 59 MPD: Será individual y consistirá en una evaluación de conocimientos teóricos y otra de conocimientos en informática, rigiendo lo prescripto en los Arts. 25, 26 y 27 del “Reglamento de ingreso al MPD”, Res. DGN Nro. 1124/15.

RECORDAR que el mecanismo de evaluación configura un requisito ineludible para acceder a los agrupamientos “Técnico Jurídico” y “Técnico Administrativo” del MPD y que su aprobación no confiere al /a la postulante un derecho a reclamar su designación en cargo permanente o no permanente dentro de este Ministerio, sino a integrar una nómina que se administrará conforme lo establecido en el Reglamento de ingreso al MPD.

 

Más información en http://www.mpd.gov.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=2618:examen-agrupamiento-tecnico-administrativo-n-59-ciudad-autonoma-de-buenos-aires&catid=123&Itemid=129#convocatoria-03-06-2016

¡Derecho se pone de pie!

13173640_1069636436413084_7232772431164703026_n

Derecho se pone de pie
Defendamos en unidad la educación pública y gratuita

En el día de ayer vivimos en la facultad un hecho histórico: por iniciativa de un grupo de estudiantes autoconvocados, una centena de estudiantes de la Facultad de Derecho nos reunimos en Asamblea para discutir cómo vamos a defender la Educación Pública y Gratuita frente a las políticas de ajuste de Cambiemos.

Vale recordar que hace pocos días se aprobó un presupuesto para la Universidad de Buenos Aires que no alcanza ni para pagar la luz y con el cual, se calcula, las Facultades podrían llegar a funcionar solo hasta septiembre, poniendo en peligro real e inminente nuestra cursada. Ante este escenario, el Presidente Macri anunció una medida que es una verdadera burla: un aumento del 1% del presupuesto aprobado para el ejercicio 2016 a repartirse entre todas las Universidades Públicas Nacionales. La UBA necesita, por lo menos, 150 millones extra, solo para cubrir los gastos de funcionamiento. No hace falta estudiar ingeniería para darse cuenta que los números no cierran.

A esto se suma la paupérrima realidad en la que se encuentran nuestros trabajadores de la educación: por un lado, los docentes, quienes están yendo a su segunda semana de paro por un aumento de salario digno y por el otro, los no docentes, quienes no realizaban una medida gremial de paro desde el año 2001.

Esta realidad, que pone directamente en jaque el funcionamiento de la UBA sólo puede ser frenada con la organización de miles de estudiantes en franca unidad con los claustros docente y no docente en cada una de las facultades. Debemos entender que el reclamo es uno solo: defender la Universidad Pública del desfinanciamiento, lo que también significa defender nuestro derecho a la educación y nuestro derecho a trabajar en condiciones dignas.

Pero también la unidad, es unidad en la acción; es dejar de lado diferencias políticas, para golpear todos con un mismo puño a quienes quieren desfinanciar la Universidad Pública. Por eso debemos organizarnos, marchar juntos, realizar asambleas, clases públicas, hablar con cada estudiante, docente y no docente de la facultad y a cada persona que crucemos para explicarles que este es un ataque contra nuestra Universidad y que los estudiantes de Derecho, como el resto de la UBA, no se lo vamos a permitir.

Celebramos la realización de esta primera Asamblea de estudiantes autoconvocadxs como un grandísimo paso en este sentido. Nos comprometemos a acompañar y participar de cada una de las medidas votadas.No obstante, esto no termina acá. La asamblea debe ser un punto de partida. Estamos convencidos de que somos muchos más a los que no nos da lo mismo lo que pase con la educación. A ellos, nuestros compañeros, debemos ir a buscarlos para ser más y más.

Para lograr que todos los compañeros se enteren y poder tomar decisiones mucho más amplias, sería de gran ayuda contar con una asamblea formal, convocada desde nuestro órgano de representación que es el Centro de Estudiantes y conforme su estatuto. Es por eso que acompañamos la propuesta de los autoconvocados, de exigir mediante una nota a la actual conducción del Centro que, en este marco, sobran las razones para convocar a una asamblea.

Lamentamos que la Franja Morada, conducción del Centro de Estudiantes, haya decidido no participar de esta instancia autoconvocada y democrática. Creyendo que esta iniciativa parte “de un sector” con ciertas “intencionalidades políticas predefinidas” de “desprestigiarlos” o “montar una escena”, no hacen más que confirmar su desorientación. Cualquier estudiante que haya estado presente, así como las grabaciones que están en circulación, no nos dejarán mentir sobre el carácter democrático y participativo que tuvo la asamblea. No reconocerla por parte de la conducción, sería un grave error.

De la misma manera, resulta equivocado resguardarse en argumentos pretendidamente técnicos, como aquellos esgrimidos en torno al carácter provisorio del presupuesto votado (los hemos leído tanto del PRO como de la Franja Morada). Lo que los estudiantes han manifestado es una preocupación genuina porque su Universidad está en riesgo. ¿No es un deber de los representantes informar? ¿No es un deber de esta conducción dar explicaciones? Los estudiantes de Derecho, cada vez con más ahínco, quieren que esos representantes les expliquen por qué legitiman con el voto un presupuesto que no sirve ni para pagar la luz.

Por todo esto, y según lo votado por la asamblea histórica, llamamos a los compañeros de Derecho a:

Difundir y firmar el petitorio la UBA está de piehttp://ubadepie.com.ar/defendamoslauniversidad/
Promover y coordinar todas las clases públicas que sean posibles. Especialmente, asistir a la charla programada para el lunes a las 20 hs. en Pasos Perdidos, con los Profesores Titulares Dres. Eduardo Barcesat y Javier De Luca.
Convocar y asistir a la movilización del día Jueves 12 de mayo con la consigna “En defensa de la Educación Pública y la Universidad” saliendo desde la Facultad de Derecho.
Realizar ese mismo jueves, previo a la movilización (desde las 14 hs) en las escalinatas de la Facultad de Derecho un “banderazo” y otras actividades que visibilicen el problema que atraviesa la Universidad Pública hoy.
Convocar y movilizar el 18 de Mayo al Ministerio de Educación de la Nación, desde la Facultad de Derecho, por mayor presupuesto y transparencia de fondos.
Asistir el martes 10 de mayo a la sesión de Consejo Directivo a exigir que el órgano denuncie la crisis presupuestaria.
Movilizar junto a los gremios estudiantiles el día viernes 6 de mayo a la ciudad de La Plata, para reclamar la implementación del Boleto Educativo aprobado por la legislatura provincial.
Acompañar a los trabajadores docentes y no docentes en la lucha por el aumento salarial.

Compartimos las intervenciones de nuestros compañeros:

Ezequiel Galpern, Consejero Superior de la UBA por el claustro estudiantil:https://www.youtube.com/watch?v=M8_4-QVCLGs

Sebastián Pasarín, militante de La Mella en Derecho: https://www.youtube.com/watch?v=8q24ET80CWg&app=desktop

 

11229402_922132664496796_7706851767217781822_n

Aulas segundo bimestre

Fecha-2da-inscripción-derecho-UBA

Ya están disponibles las aulas del segundo bimestre 2016. Enterate dónde cursás con La Mella en Derecho.

 

Aulas 2016

Segundo Bimestre – Mayo/Junio

Comisión – Aula

0001 204

0004 007

0005 123

0009 017

0018 011

0032 121

0037 008

0043 026

0044 320

0045 227

0048 127

0049 063

0059 008

0064 023

0067 126

0076 028

0078 127

0082 025

0085 007

0087 123

0088 126

0095 237

0107 125

0118 021

0120 134

0121 321

0128 011

0129 007

0138 143

0139 009

0140 007

0141 142

0144 009

0152 212

0155 210

0159 320

0161 055

0162 020

0166 010

0169 136

0170 023

0173 010

0176 008

0182 125

0183 238

0191 133

0195 126

0197 010

0201 321

0203 008

0204 008

0210 007

0213 010

0221 134B

0236 020

0242 014

0249 021

0252 126

0253 031

0262 119

0266 007

0284 010

0286 SDA

0288 020

0289 013

0291 207

0306 012

0314 226

0317 027

0318 009

0325 237

0326 021

0330 222

0339 025

0348 133

0349 023

0351 031

0360 023

0368 121

0377 138

0379 021

0385 208

0392 030

0394 220

0400 011

0410 013

0415 017

0425 206

0445 017

0446 133

0449 017

0450 061

0457 014

0462 138

0474 126

0483 134B

0492 138

0504 204

0511 018

0521 007

0529 138

0531 SDA

0532 007

0533 012

0545 023

0550 061

0553 134B

0565 012

0567 226

0574 024

0578 148

0579 022

0583 013

0589 220

0607 208

0621 206

0632 007

0636 134

0640 119

0643 138

0653 207

0666 129

0667 207

0669 063

0670 126

0672 131

0675 012

0692 322

0697 119

0701 029

0710 018

0711 007

0712 018

0717 133

0720 146

0722 119

0725 129

0728 121

0731 009

0733 206

0734 206

0736 121

0743 008

0751 145

0754 220

0767 011

0771 023

0778 010

0786 017

0789 220

0802 062

0818 133

0822 029

0826 014

0834 210

0837 119

0839 010

0840 138

0842 134B

0843 123

0845 014

0849 133

0850 027

0869 012

0882 222

0885 010

0887 013

0899 028

0905 025

0907 212

0908 321

0916 029

0921 119

0922 030

0923 321

0925 029

0929 021

0945 020

0947 237

0957 028

0958 121

0960 237

0963 237

0967 021

0975 319

0977 137

0986 239

0990 023

0992 226

0993 123

1800 023

1805 062

1814 017

1818 237

1820 007

1821 010

1824 009

1825 141

1830 126

1838 013

1847 020

1849 208

1851 010

1853 010

1860 125

1862 222

1873 133

1874 010

1875 023

1879 062

1882 127

1885 007

1896 018

1903 321

1911 320

1915 131

1916 131

1918 131

1919 138

1943 119

1990 134

 

11229402_922132664496796_7706851767217781822_n

 

Se lanzó la Campaña Pará La Mano en la UBA

Banner protocoloEn la UBA son muchos los casos conocidos sobre acoso de Docentes, violencia entre parejas que habitan un mismo aula, comentarios machistas que minimizan a estudiantes, etc. Por todo esto elaboramos el Protocolo de intervención ante denuncias por Violencia de género, Acoso Sexual y Discriminación de Género.

Durante el 2015, se aprobó en el Consejo Superior de la UBA el Protocolo de Intervención Institucional ante denuncias por Violencia de Género, Acoso Sexual y Discriminación de Género.

El protocolo es una serie de procedimientos institucionales para actuar en caso de violencia sexual, discriminación y acoso por razones de género. Estas violencias se manifiestan en todos los ámbitos en los que vivimos, incluso dentro de nuestras aulas y facultades.

Se basa en los siguientes principios:
a) Brindar asesoramiento legal gratuito.
b) Respetar las decisiones de la persona afectada en las acciones a tomar así como la confidencialidad de la información que brinde.
c) La persona afectada deberá ser acompañada y contenida en todo momento.
d) No re victimizar a la persona que denuncia, evitando situaciones como la reiteración innecesaria del relato de los hechos o la exposición pública.

Este año La Mella y estudiantes no agrupadxs iniciaron la Campaña Para La Mano, para exigir la aplicación del Protocolo.

En todas las facultades se realizarán acciones para visibilizar y combatir los acosos, la discriminación y las violencias.

Dentro de la campaña, se realizará una Cátedra Libre de asistencia libre y gratuita para interiorizarnos en esta temática. La misma tendrá una duración de 3 clases y comprende las siguientes temáticas

– “De que hablamos cuando decimos violencia de género. Abordaje Teórico”
27/04/2016 a las 19:00hs – En la facultad de Filosofía y Letras, Puán 480, C.A.B.A.
-“Violencia de Género en la UBA. Lo que sabemos y lo que no”
30/04/2016 a las 15:00hs – En la Facultad de Ciencias Sociales, Sgo. Del Estero 1029, C.A.B.A.

 

– “Pará la Mano con la violencia de género. ¿Cómo nos organizamos?”
50/05/2016 a las 18:00hs – En la facultad de Psicología, Independencia 3065, C.A.B.A.

A través del siguiente link podés consultar el proyecto aprobado por el Consejo Superior de la UBA Protocolo Violencia de género

Te invitamos a difundir, a participar de esta campaña para cortar con la violencia de género en nuestras facultades.

CHARLA: Derechos Humanos y Responsabilidad Empresarial en la Dictadura

Derechos-Humanos-y-Responsabilidad-Civil-en-la-última-dictadura-CON-OPACIDAD.png

El 2016 no será un año más en materia de Derechos Humanos. A 40 años del golpe militar se logró imponer la primera condena a un empresario por delitos de lesa humanidad contra sus trabajadores.
La noticia se dio a conocer a fines de marzo: el El Tribunal Oral Federal (TOF) de Salta impuso una condena de 12 años de prisión para Marcos Levín por el secuestro de un delegado de la empresa La Veloz del Norte en 1977.
Pero este no es el único caso. Además de la importante porción de la sociedad civil que acompañó la dictadura, el ámbito empresarial jugó un papel clave en el desarrollo de crímenes de lesa humanidad durante los setenta. Se calcula que entre 1976 y 1983 personal jerárquico de más de 100 empresas tuvo responsabilidad en delitos de lesa humanidad. Los aportes incluyen la confección de listas negras, la designación de miembros de las fuerzas represivas en sectores clave, la firma de acuerdos comerciales, la entrega de vehículos utilizados para los secuestros o la instalación de centros clandestinos de detención dentro de las fábricas. En casos emblemáticos como el de Ford y Acindar, se llegó a torturar a los trabajadores.
La dictadura militar se propuso imponer un sistema económico de tipo neoliberal y arrasar con las conquistas sociales de muchas décadas, que la resistencia de los trabajadores organizados impedía fueran conculcadas. No es casual que el sector más diezmado de la militancia popular haya sido el movimiento obrero. En definitiva el aporte del empresariado fue parte esencial de este plan macabro.
A la luz de éste nuevo fallo condenatorio te invitamos a debatir sobre las nuevas perspectivas en materia de Derechos Humanos en esta etapa.

 

11229402_922132664496796_7706851767217781822_n

La formación de abogados para el siglo XXI – E. Raúl Zaffaroni

 

11229402_922132664496796_7706851767217781822_n

 

Muchísimas gracias por la invitación, muchísimas gracias por tan inteligentes compañeros de mesa. Yo no soy un pedagogo universitario, ni mucho menos. Lo único que puedo aportar es experiencia y una reflexión sobre el perfil del abogado, qué es lo que estamos haciendo, qué es lo que podemos hacer y qué es lo que está sucediendo en el mundo. Me alegra tener un físico al lado (ciencias duras), el derecho muchas veces quiere parecerse a las ciencias duras, como si eso lo independizara de la política. Pero tampoco las ciencias duras están del todo independizadas de la política. Nadie se pone a estudiar la desintegración del átomo por simple curiosidad, sino porque hay un interés político en hacerlo.

El derecho, el saber jurídico, lo que nosotros estamos haciendo, o lo que estamos enseñando, por definición, es política. La ley la tenemos que interpretar. En la universidad napoleónica lo que se enseñaba era interpretación de palabras simplemente, un análisis exegético, porque lo que se pretendía era una subsunción. La función del jurista tenía que ser ver lo que pasaba en la realidad y eso lo enchufaba directamente en la solución legal que estaba en los códigos. A tal punto era esto así que ahí se inventa la casación. La casación se inventa al lado del poder legislativo. El poder legislativo francés, cuando no le gustaba lo que hacían los jueces rompía la sentencia, la casaba. Era el legislador controlando al juez. Después, el compañero Napoleón cuando llegó ya no necesitó que fuera el legislativo, directamente armó un control desde arriba y así gobernó el poder judicial, que se ocupaba fundamentalmente de esas funciones.

En el estado social, cuando entran otras funciones en el estado hay que hacer evaluaciones de carácter valorativo, de justicia, por así decir, y ya no se trata de subsunciones sino de una tarea de interpretación que se vuelve más compleja. También al entrar en la tarea de interpretación quisimos hacer una ciencia dura, Rudolph Von Ihering cuando anuncia el método dogmático lo asimila a la química. Esta idea del sistema existió siempre en la interpretación del derecho, desde los orígenes, allá en las universidades medievales.

¿Qué era el derecho que enseñaban las universidades medievales? Bueno, como no habían muchas leyes, se habló de la recepción romana. Y entonces enseñaban las horribles cosas que habían recopilado en el imperio romano de oriente, las últimas leyes imperiales. Eso era sobre lo que se trabajaba, sobre lo que trabajaban los glosadores. Eso comienza en las universidades del norte de Italia, fundamentalmente Bolonia. Y hoy hay un plan Bolonia, que es verdaderamente preocupante.

Hoy hay un plan para las universidades europeas donde la enseñanza del derecho queda reducida a una práctica de materias codificadas, legislativas, se acorta la carrera cuatro años, se eliminan las materias de conocimiento humanístico (historia, sociología, filosofía, etc.). Es decir un programa para preparar tramitadores, un abogado tramitador más o menos inteligente que puede ser el gestor de una multinacional. Es seriamente preocupante. Y es seriamente preocupante que esto pase en la Europa moderna, que está sufriendo una serie de fenómenos bastante interesantes, por cierto.

zaffaroni2-01

Pero mucho peor sería que intentásemos copiar este modelo entre nosotros. Que intentásemos copiar este modelo en un corte transversal y no tuviésemos conciencia de la situación que nos encontramos en nuestra región, en nuestra América Latina. Nuestra situación es periférica, dicen algunos. Yo diría colonizada directamente, para ser más claros. Decir periférica es una forma de disimular la condición de colonizado. En definitiva hemos pasado por un colonialismo originario, de ocupación territorial, directa, política, terminando en independencia formal. A partir de allí nos ocuparon mediáticamente, nos ocuparon a través de oligarquías locales y después nos ocuparon a través de nuestras propias fuerzas armadas a quienes colonizaron la cabeza. Y eso se terminó, ahora estamos en una tercera fase, avanzada, del colonialismo.

Nos están colonizando de diversas maneras. El perfil del abogado que necesitamos es un perfil que no se si tiene que tener más conocimientos codificados o menos.  Preferiría que tenga más conciencia histórica, los conocimientos codificados se pueden ir adquiriendo, la conciencia histórica creo que la tenemos que formar en la universidad.; y que tenga elementos de pensamiento, que sepa realmente qué es, dónde está parado, pero fundamentalmente de dónde viene.

La permanente preocupación transversal por el presente me remite un poco a San Agustín: el presente es una división entre el pasado, que no es porque ya pasó, y el futuro, que no es porque todavía no pasó, entonces es una división ente dos cosas que no existen, que no son. Si no tenemos idea de la continuidad, si no sabemos de dónde provenimos, si no tenemos idea que pasamos por un colonialismo, por un neocolonialismo, y por esta etapa avanzada que estamos viviendo, es muy difícil que podamos saber adónde vamos.

Lo cierto es que Marx había dicho en el siglo XIX que el derecho era el instrumento de las clases hegemónicas, y creo que en su época tenía toda la razón. Hoy, eso depende de nosotros. Si queremos hacer del derecho un instrumento de las clases hegemónicas o queremos hacer del derecho una fuerza progresista de la sociedad. Justamente quienes pretenden hoy reducir el derecho a un instrumento de las clases hegemónicas son aquellos que tienen el liderato del capital financiero internacional. Paradojalmente esto es lo que está sucediendo. Porque entre aquello que dijo Marx y esto, pasaron algunas cosas. Algunas cosas que generaron pánico, miedo, terror. Hubo unos cuantos millones de muertos. Unos cuantos millones de muertos que, a diferencia de los muertos anteriores, que tenían más melanina, estos millones de muertos tenían un déficit de melanina, es decir eran blanquitos, y eso asustó. Asusto incluso en el centro, asusto al poder. Causó pánico.

Y empezaron los Derechos Humanos, la pretensión de una ciudadanía planetaria, la inclusión de todos los principios en las constituciones. Mentira que se hicieron porque maduró el razonamiento… no, se hicieron por miedo. Por pánico, por lo que había sucedido. Pero están, están. Están y son principios, heurísticos. Alguno puede decir y bueno para qué sirven, están todos los derechos consagrados, nos falta consagrar el derecho a la felicidad, no sé si falta el orgasmo colectivo, están todos los derechos y sin embargo yo no los tengo. Hay varios autores que dicen esto, y sí, es cierto, es cierto. Pero se pasa por alto en esos casos la verdadera función que tiene el plano normativo. Que es una función heurística, es una función de faro. No hay ninguna sociedad, ningún estado, ni ha existido nunca ningún estado que haya sido un estado de derecho perfecto. No sé si podrá existir. Pero los principios están y lo que tenemos que intentar permanentemente es a que el ser se vaya acercando al deber ser. Y eso significa que tenemos que ir impulsando los estándares de realización de los derechos y de los principios que están consagrados en las normas de máxima jerarquía, internacionales y nacionales.

Es decir, hay una constitución normativa, un deber ser normativo, que está escrito. Hay una realización social, un grado de realización social de la constitución. Ese grado de realización social de la constitución siempre es un cierto estándar. La función que tenemos por delante es hacer progresar ese estándar. ¿Y por qué digo que esa es la función que tenemos por delante?  Bueno muchachos, porque lamentablemente nuestra región es campeona de dos índices: de los índices de muertes violentas y del coeficiente de Gini, que indica la mala distribución de la riqueza, y esto no es casualidad, es una coincidencia que tiene su clara explicación y su clara correlación.

panel2-01

El modelo de abogado que necesitamos en la región, es un modelo de abogado consiente de esta realidad, consciente de nuestra historia, consciente de las bases filosóficas de lo que está trabajando, y consciente de que está haciendo política, porque al interpretar ley estamos haciendo política, no podemos hacer otra cosa. ¿Para qué interpretamos ley? Interpretamos ley para frenarlos a ustedes, sí. Para que un poder judicial aplique la ley conforme a nuestra interpretación.  Un poder judicial es un poder del estado, y si es un poder del estado es político, es parte del gobierno de la polis. No será partidista, pero es político. Cada construcción jurídica que hacemos es un programa político, claramente. Lo estamos destinando a gobernar la polis. Esta es la naturaleza de la cosas, que no podemos ignorar.

El problema es que me queda una duda. Me queda la duda sobre si los estamos entrenando con los elementos suficientes como para el mundo que les toca vivir. Les dejamos un mundo complicado. Un mundo en el que hoy están en pugna dos modelos de sociedad, en todo el planeta. Están en pugna un modelo de sociedad más o menos incluyente, más o menos productivo, demandante de trabajo, de mano de obra, un modelo de sociedad que tienda a una mejor distribución y un modelo de sociedad 30-70, con treinta por ciento de incluidos y setenta por ciento de excluidos. Esta es la disputa en este momento y la vemos en Estados Unidos, la estamos viendo en Europa, y la tenemos en América Latina también. Cada uno en su versión, conforme a la situación geopolítica en que nos hallamos en el plano mundial.

Pero la sociedad excluyente nos tiene acostumbrados a valerse, o nos tenemos entrenados, históricamente por controles sociales y por coacciones que no son las que se usan ahora. Cuando hay que controlar al setenta por ciento de excluidos entonces estamos pensando que van a venir los cosacos del Zar a rodear las villas miseria, las favelas, todo eso. No hay más Zar ni más cosacos. Lo que están haciendo es que se maten con los de al lado, entre los propios excluidos. Cuando pensamos cómo se va a clasificar, cuidado, que estamos siendo usados, de alguna manera.  Habría que leer un poco aquello de la servidumbre voluntaria. Estamos dando datos y datos y datos que permite que se nos clasifique.

Ya no se nos controla de un centro panóptico, se nos va controlando como un proceso de taylorización del consumo, se nos ve como consumidores. Cada uno de nosotros a través de los datos que estamos facilitando cada día, a veces voluntariamente, a veces cuando nos mostramos, en Facebook, etc. Y esas cositas están registradas. Nos registran, nos clasifican, con eso nos dirigen una publicidad a determinados sectores y descartan aquellos que no sirven para el consumo. Y, por otra parte, de vez en cuando esos datos pueden ser útiles para servicios de información, servicios de inteligencia, servicios secretos, como se los quiera llamar.

salallena2-01.png

No sé si les estamos dando todos los elementos para pelear por el avance de los estándares de realización en la sociedad del siglo XXI. Creo que estamos un poco atrasados en estudiar otro riesgo, que es que esta tremenda concentración de capital financiero que nos maneja, no ya los medios tradicionales, los medios masivos de comunicación, que están monopolizados en toda nuestra región (Televisa, Azteca, El Comercio, Rede Globo, Clarín), no eso solo, sino que están subiendo todos nuestros datos a la nube. Cada datito que vamos dando es una ficha que estamos ofreciendo. Todo empezó con el control policial en el siglo XIX, después las fichas dactiloscópicas, y hoy ya no se necesitan las fichas dactiloscópicas, somos nosotros los que estamos dando, voluntariamente, nuestros datos. Voluntariamente o inconscientemente, porque no tenemos más remedio que darlos. Porque entramos y tenemos que poner el dedo, porque tenemos que hacer la compra con la tarjeta, todo eso se va registrando. Y además de todo, los registramos voluntariamente a diario como entretenimiento.

Este capital financiero se maneja, también, con un sistema de producción que va destruyendo las condiciones de habitabilidad humana del planeta. Yo no sé si estamos siendo verdaderamente consientes de esto. O si nos estamos quedando atrasados y en lo que los estamos entrenando es para una realidad que no es la del mundo complicado del siglo XXI. Yo trataré de acompañarlos hasta donde pueda, voy a hacer el esfuerzo por llegar al final de este siglo, que es muy interesante, aunque dudo que lo logre. Pero me doy cuenta de que este siglo se las trae, y siempre me pregunto: ¿Nos estamos preparando bien?

Muchas gracias.

 

* Conferencia pronunciada por Eugenio Raúl Zaffaroni el 8 de junio de 2015, en el marco del “Foro por una nueva Universidad”, organizado por La Mella en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.