Salio la nueva publicación de la Secretaria de DDHH de la FUBA

 

¿Por qué una Secretaría de DDHH?

“¿Qué les queda por probar a los jóvenes/en este mundo de consumo y humo?

Sobre todo les queda hacer futuro, a pesar de los ruines del pasado

Y los sabios granujas del presente” M. Benedetti

Desde La Mella-Rebelión impulsamos la Secretaría de Derechos Humanos de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) porque entendemos que hablar de Derechos Humanos no es referirse sólo al ejercicio de “hacer memoria” sobre nuestro pasado. Creemos que la memoria histórica de un pueblo es un componente fundamental a la hora de pensar nuestro presente, pero lo es en tanto memoria activa, es decir, aquella que nos inquieta, nos conmueve y nos hace criticar, disputar y pelear día a día por aquellos derechos humanos que hoy siguen siendo vulnerados.

Porque no nos quedamos con el derecho a la vida, sino que también peleamos por el derecho a una vida digna, que incluya el acceso a la Salud, al Trabajo, a la Vivienda y a la Educación.

Porque el derecho a la vida se ve vulnerado frente a la impunidad con la que aún se manejan las fuerzas de seguridad en nuestro país y son muchas las víctimas de gatillo fácil de nuestros barrios más humildes año tras año.

Porque cientos de jóvenes mujeres han desaparecido de sus hogares, secuestradas por las redes de trata y obligadas a prostituirse, con la complicidad e impunidad del poder político, policial y económico y su aparición con vida también nos moviliza.

Porque como jóvenes y estudiantes universitarios nos toca una doble tarea: dar la batalla ideológica por el sentido de los Derechos Humanos de hoy y comprometernos fuertemente con su cumplimiento.

Premio “Deodoro Roca”

Desde la Presidencia de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA)creamos el premio “Deodoro Roca”como reconocimiento a diferentes personalidades que son ejemplo para todos los que soñamos y luchamos por un mundo mejor.

¿Por qué este nombre?¿Quién fue Deodoro Roca?

Deodoro Roca fue el Gran líder de la Reforma Universitaria de 1918, aquella que puso fin a una de las últimas cadenas de la dominación monárquica y monástica, la educación religiosa que primaba en las Universidades de nuestro país y de nuestro continente a comienzos del siglo XX,logró democratizar sus órganos de co-gobiernos y con ellos la concepción elitista del saber.

Abogado, periodista, dirigente universitario y activista por los Derechos Humanos, fue parte de una generación de jóvenes que se animó a cambiar el rumbo de la educación superior no sólo en nuestro país sino en toda Latinoamérica.

Fue el autor de aquél célebre Manifiesto Liminar de 1918 que desde los techos de la Universidad de Córdoba influenciaría con aires de libertad y sueños de transformación a los jóvenes de nuestro continente:

“(…) Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que quedan son las libertades que faltan. Creemos no equivocarnos, las resonancias del corazón nos lo advierten: estamos pisando sobre una revolución, estamos viviendo una hora americana…”

Hoy, a más de 90 años de aquella lucha heroica, aún nos quedan dolores pendientes, por eso es necesario continuar con el legado de los jóvenes reformistas, retomar su ejemplo y cambiar todo lo que necesite ser cambiado. Pintar de pueblo la Universidad, como decía el Che, hasta que el conocimiento que en ella se produce esté al servicio de las mayorías populares de nuestro país, hasta que los hombres y mujeres de nuestro continente puedan vivir en una sociedad sin opresores ni oprimidos.

El ejemplo de Deodoro Roca trasciende aquel siglo y llega hasta nosotros, jóvenes universitarios comprometidos con la transformación y liberación de nuestra sociedad, en las manos y acciones de otros tantos intelectuales, artistas y luchadores incansables cuyo aporte es fundamental para seguir soñando con un mundo más justo.

Por todo esto creamos una distinción con su nombre y con él homenajeamos a Álvaro García Linera, vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, al escritor uruguayo Eduardo Galeano, al cantautor cubano Silvio Rodríguez y recientemente a Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.

Cada uno de ellos ha realizado un gran aporte a la construcción de una cultura popular contrahegemónica y desde sus diferentes lugares son ejemplo para nuestra juventud.

Desde la Presidencia de la FUBA conmovidos por su ejemplo y contribución les rendimos homenaje.

Para ver el video de la presentación de la nueva publicación de la Secretaria de Derechos Humanos de la FUBA, HACE CLICK ACÁ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s